miércoles, 22 de julio de 2009

256 Turismo literario.

Procuro que siempre haya una parte literaria en los viajes que hago. Una forma de turismo literario supongo, si tal cosa existe. Por un lado me gusta escribir durante mi estadia en los sitios por los que paso, de preferencia con un cafe o una cerveza en un lugar que se preste para ello. Por otro lado, y eso es de lo que hoy he querido hablar, es de los libros que tiene relacion con las ciudades. Cualquiera que le tenga algun amor a la literatura, con poco meditarlo, se dara cuenta que hay ciertos libros que relaciona con alguna ciudad, tanto que quiza caigan en el campo de los cliches: Digamos, Nuestra Senora de Paris de Victor Hugo, evidentemente inseparable de la capital francesa. La parte del turismo literario consistiria en comprar dicha obra en una libreria de la Riviere Gauche y anotar fecha y lugar en la primera pagina.
Pero por supuesto las posibilidades de este tipo de actividad viajera son tan grandes como las obsesiones geograficas y literarias de cada quien. Me imagino que hoy en dia muchos gustarian de comprar un libro de Harry Potter en Edimburgo, aunque un purista hubiera preferido una aventura de Sherlok Holmes.
No me gusta mucho la idea, pero sospecho que la ciudad de Mexico y La Region mas transparente de Fuentes podrian ser un buen ejemplo latinoamericano.
De hecho, ahora escribiendo esto me ha venido la idea de ir haciendo una lista de esos posibles matrimonios imaginarios entre libros y metropolis.
Dubliners de James Joyce fue a dar hoy a una (nueva) mochila con el logo de Guiness. Admito que en ocasiones caigo en lo kitch pero que diablos, hay tan poco tiempo en esta vida...
Si alguien tiene la gentileza de dar sugestiones par la lista antes mencionada, la cual pretendo publicar con un "top 10" en unos dias, le agradecere mucho me las deje aqui, o las envie a mi direccion electronica. Por otro lado, ya habran notado que extravie los acentos, pero espero encontrarlos de vuelta al continente. Ustedes disculparan.

2 comentarios:

  1. Este recorrido por tu texto sin acentos fue altamente sugerente, como la invocacion a la Guinness, una bebida que yo venero aunque con moderacion y en dosis generosas pero distanciadisimas.
    Para Alejandria, la tetralogía de Lawrence Durrell, *El cuarteto de Alejandría. Para Roma prefiero Goethe (su *Viaje a Italia) a los *Paseos de Stendhal. El *Rouen de Flaubert no está nada mal. Para Oviedo (España), *La Regenta. Para Galicia, la *Sonata de Otoño de Valle Inclan. Para la luna, *Verne. Seguire pensando.
    Hala, por solidaridad, me dejo los acentos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Como dices, las ciudades, muchas de ellas se asocian a autores y sus obras irremediablemente. Se me ocurre, por ejemplo, "La Metamorfosis" de Kafka unida a Praga... un libro que siempre me gustó.
    Besos y felices vacaciones, querido Sharif

    ResponderEliminar