viernes, 7 de noviembre de 2008

218.

Apodíctico. (del gr. ἀποδεικτικός, demostrativo) Para Aristóteles es la demostración rigurosamente necesaria, inferida de premisas que sin duda alguna son verdaderas.
Es decir, si recordamos un poco las clases de lógica en el bachillerato, los silogismos más fáciles y que no presentan ningúna complicación son aquellos formados por dos premisas verdaderas.
Algo 'apodíctico', pues, es algo incondicionalmente cierto, necesariamente válido, al menos en términos de deducción aristotélicos.
Y ahora, en términos de actualidad, ¿qué puede ser sin duda alguna verdadero?

3 comentarios:

  1. En la actualidad, el periodismo suele ser apodíctico. Lo que pasa es que cuesta encontrar razonamientos que cuenten con todas las permisas verdaderas.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. A lo mejor en otro lado del mundo o del universo, o antes de Aristóteles, no se está/estaba tanto en la distinción de lo que es verdadero y lo que no como en la que hay entre lo que ha pasado y lo que no ha pasado. Es un planteamiento que aún tengo inmaduro y que seguramente no es original, pero es en lo que estoy.

    ResponderEliminar
  3. creo que en la actualidad entendida como algo presente es imposible que exista pues no podría haber demostración... esta llegan siempre a posteriori, necesitan de tiempo... no podemos analizar ni comprobar hasta que no es pasado verdad??

    Me gustó Ucronía :))
    besos

    ResponderEliminar