lunes, 31 de marzo de 2008

143. El gran diván






Parece ser que los primeros cristianos acostumbraban confesarse públicamente, después -y es fácil imaginarse porqué- esta práctica se fue volviendo privada.


Después venimos a "descubrir" el psicoanálisis y nos mudamos al diván.


Pero como el ser humano sigue siendo básicamente el mismo, hay cosas que termina por repetir, a su manera en cada época.


Hoy la blogósfera funciona en ocasiones como un gran lugar en donde se "confiesan" algunas cosas publicamente, o si se prefiere puede ser también como un gran diván virtual.

1 comentario:

  1. si tienes razon ahora los blogs sirven para confesar y decir cosas q no diriamos en publico generalmente y q muy rara vez se lo dices a alguien pero hasta cierta forma es gratificante por que sacas muchas cosas ....es buena forma de sacar cosas jajaja mi hermano un abrazo q tengas buen inicio de semana ciao

    ResponderEliminar