martes, 10 de noviembre de 2009

268. Kosovo y Metojia




Hace poco develaron una estatua de Bill Clinton en Prístina, la capital de Kosovo. Para quien se pregunte porqué, la razón es muy simple: gracias a éste presidente las fuerzas de la OTAN bombardearon Serbia y a su ejército con el propósito de hacerlos retirarse de Kosovo. Más tarde los albaneses de la región se proclamaron Estado independiente, con la aprobación de los Estados Unidos y otros países.
Éste verano tuve la oportunidad de estar no en Prístina, pero sí en algunas áreas de ésta región autoproclamada independiente. Nuestra camioneta, con placas serbias, tuvo que ser resguardada por dos patrullas, primero serbo-kosovares y después albano-kosovares, una delante y otra atrás. Y es que en el norte, en donde se ha ido aglomerando lo que queda de población serbia, los policías sólo pueden ser evidentemente serbios y del 'otro lado' son albaneses. Del 'lado' serbio, los autos siguen teniendo las placas de la república serbia con la abreviación KM, es decir 'Kosovo y Metojia' que es el nombre histórico de la región. Del otro lado, simplemente no tienen placas o tienen nuevas con las letras KS, que significa, obviamente 'Kosovo'. Las banderas de un lado son serbias, con los distintivos colores eslavos rojo, azul y blanco que también encontramos en la bandera rusa o eslovena, y en el área albanesa las banderas son norteamericanas y albanesas, rojas con el águila negra. La bandera del 'nuevo país' es por supuesto tan artificial que ni siquiera ahí se le utiliza.
La razón por la cual los albaneses han suprimido el término 'Metojia' de la región es porque al ser una palabra griega que denomina las tierras de los monasterios ortodoxos, recuerda que esas tierras son el corazón de la Serbia histórica.
Y es justamente ese detalle lo que nos llevó hasta allá: Fuimos a visitar dos monasterios que datan de los siglos XIII y XIV, cuando los eslavos que llegaron por ahí del siglo VII a tierras bizantinas finalmente se unieron en un reino bajo una dinastía fuerte. Cristianizados y bizantinizados, la base del reino fue una Iglesia autocéfala en comunión con las otras Iglesias orientales. El patriarcado fue construido en Pec ('Pech'), justo en lo que ahora es un área dominada por los albaneses. El otro monasterio que visitamos y en donde pasamos la noche fue el de Decani, ('Dechani'), que también data de aquellas épocas.
Son soldados italianos de la OTAN que tienen que proteger estos monumentos históricos de la devastación albanesa, aunque desafortunadamente la población cristiana sigue siendo desplazada y obligada a abandonar sus casas y tierras. En el camino encontramos iglesias abandonadas y cementerios profanados.
Hoy las monjas en Pec y los monjes en Decani viven dentro de las débiles murallas de sus monasterios, como parte de un patrimonio de la historia de la humanidad que corre peligro de borrarse. Viven ahí y siguen orando entre incienso e iconos pintados hace cientos de años, produciendo miel, velas, vino y 'agua de vida' y cuidando de sus jardines como pequeños edenes que ignoran la tragedia del mundo exterior, con todo y su nueva estatua de Bill Clinton.
Creo que está bien que hablemos de los crímenes de guerra cometidos por personas como Milosevic y cualquier otra en cualquier rincón del planeta, pero también deberíamos voltear a ver lo que todavía hoy está sucediendo en los Balcanes, no sólo por conciencia humana sino como lección histórica. Quizá mañana una minoría extranjera en nuestros países se apropie de una región y por el hecho de ser aliados pasajeros de una superpotencia se declaren independientes, con el aplauso de la comunidad internacional.

1 comentario:

  1. Cómo se nota que lo que dices lo sientes mucho. Y yo también lo siento. Dicen que eso es la amistad. Será. Rezaré por los hermanos de Pec, Decani y por todos los perseguidos de este mundo, que son tantos. Y por el agua de vida y esa cera que arde con tanta pasión.
    Un beso.

    ResponderEliminar