viernes, 20 de noviembre de 2009

270. Los últimos hombres de bronce

Hay definitivamente personas con vocación a la universalidad y al enciclopedismo, esto dicho en el mejor de los sentidos. Ésta bitácora por ejemplo es más un cuaderno de notas que una blogopedia, como la de *Aaoiue. Y todo ésto viene al cuento por dos cosas: La primera es que cada vez que leo a tipos como Mircea Eliade y Carl Gustav Jung me queda la sensación de que ellos lo habían leído 'todo'. Eran gente con espíritu 'renacentista', que sabían mucho de muchas cosas y no tenían ni Google ni Wiki. Me da la impresión de hablar como en la épica, en donde hubo razas mejores antes que nosotros. Y es eso lo que me lleva al segundo asunto: Parece que la gente hoy en día, cada vez sabe menos de todo, y hablo incluso de personas que andan por los pasillos de las universidades. Finalmente he observado que la blogósfera es un refugio interesante de las reflexiones acerca del mundo y que si bien todavía no encuentro a uno de esos hombres (o mujeres) de edades pasadas y mejores, el diálogo nos mantiene un tanto en el espíritu de aquellos.

6 comentarios:

  1. Es cierto que, aparentemente, no quedan hombres con ese espíritu renacentista del que hablas, o sí, fíjate en Saramago por ejemplo, en Noam Chomsky, Montalbán (aunque ya no esté entre nosotros, pero da igual, su obra sigue aquí)...
    En la blogosfera se encuentran muchas cosas y sobre todo hay, como dices, un interesante diálogo sobre temas variopintos. De todos modos, los tiempos cambian y también la forma de comunicación o el pensamiento.
    Yo veo que, actualmente, la incultura es más generalizada y, paradójicamente, la información es más abundante y la cultura está al alcance de muchos en comparación con tiempos pasados.
    Bueno, besos reflexivos, Sharif

    ResponderEliminar
  2. Si, probablemente queden algunos por ahì, lo cual me alegro, lo malo es que parecen ser cada vez menos.
    Besos Ginebra.

    ResponderEliminar
  3. Servidora admira a Chomsky y es de las pocas personas por las que he guardado cola una hora. Una buena conversación, o hasta dominar el formato de los 3 minutos que da de sí esperar un ascensor, es mucho mejor que cualquier cosa.
    *Le temps retrouvé será un cuaderno de notas (o lo que tú quieras) pero también lo fue el de Leonardo da Vinci, je je. No, ahora en serio: una encuentra siempre aquí un lugar tranquilo, donde nos recibe una prosa viva, atenta a lo que está pasando y bien plomada. La leche.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Quizá Chomsky ejerce esa fascinación precisamente por eso, porque es de esos últimos. Y además claro, porque lo que dice va en contra del discurso tradicional con el cual embrutecen a la sociedad los medios masivos de 'comunicación'.
    Lo del cuaderno de notas de Leonardo me ha dado ánimos y me ha hecho gracia.
    Un beso Aa.

    ResponderEliminar
  5. Creo que precisamente los que andan por los pasillos de las universidades son los que menos saben de todo. Cada generación parece estar más vacía que la anterior, el saber se pierde... Creo que en el siglo XX quedó demostrado, y también en lo poquito que llevamos de XXI.

    Quizá ese sea el premio que reciben unos pocos en este mundo: estar en sintonía con ánimas pasadas que lograron encontrar la esencia humana y manejarla para conseguir grandes cosas , o tal vez es el castigo de encontrarse fuera de lugar mientras se vive a menos que se halle a personas afines.

    Lo que me da miedo no es que mi visión sea pesimista, temo más que nada que se trate de puro realismo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. He leído mucho en mi vida, sigo haciéndolo y cada vez me reafirmo más en mi idea: no me convencen para nada los personajes sabios sólo por ser personajes. Me quedo con la sabiduría de quien ha vivido, ha visto mucho, ha experimentado...

    ResponderEliminar