martes, 27 de mayo de 2008

171. Brooding lion, Trafalgar Square

Hoy recibí una postal.
O bien podría decir una carta en una postal de Trafalgar Square.
En el Medio Oriente recibir correo es de alguna manera, una cuestión de suerte, pues uno nunca sabe cuándo y si acaso llegará.
Dejando a un lado la publicidad y los estados de cuenta, creo que recibir correo en cualquier parte del mundo es una cuestión de suerte, pues significa que en algún otro lugar hay alguien que se toma la molestia de enviarnos algo.
En estos, los años del exilio, como en ocasiones los llamo, han llegado a mis manos muchas cosas, por ejemplo:
* Un ornitorrinco de peluche.
* Una novela del Gabo y otras dos de Baricco.
* Dos discos de Brahms, y otro de Mahler.
* Un mechón de cabello.
* Fotografías, algunas conmigo en ellas.
* Cartas, algunas conmigo en ellas.
En el camino, en cambio, y que yo sepa, se perdieron un cuento de Cortázar, unos cuantos besos, y quizá un par de amores lejanos, aunque eso no creo que haya sido culpa del cartero.

¿A dónde va lo que se pierde en el camino?

5 comentarios:

  1. ¡Qué bonita entrada!. ´Lo que llegó y lo que se perdió. ¿dónde está lo que se perdio por el camino?? pués nadie lo sabe, pero si lo pensamos puede que haya cambiado nuestras vidas. En cierta forma lo que se ha perdido podría haber sido algo tan crucial que nuestras circunstancias serían totalmente distintas o No. Nunca lo sabremos, porque el azar, el destino y el cartero así lo han querido...
    Un beso amigo Sharif.

    ResponderEliminar
  2. Vaya... coincido totalmente con Ginebra... ahora no sé que decir, jeje
    me gustó mucho: de lo llegado el mechón, de lo perdido los besos.

    un beso

    ResponderEliminar
  3. A veces las cosas que se pierden en el camino vuelven...

    Un saludo.

    ¡Perdón! No pude más que reirme viendo al tequila hablándole a la ginebra.

    ResponderEliminar
  4. Yo coincido con los tres comentarios. Por lo bonito, y por " la risa". No se donde va lo que se pierde por el camino, que tú sepas... pero he sentido tristeza...por lo que se ha podido perder y tú no has sabido.
    Un abrazo Sharif

    ResponderEliminar
  5. Lo que se pierde se pierde, pero quizás alguien ha tenido la suerte de recibirlo en tu lugar y habrá una persona un poquito más contenta en este mundo.

    Me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar