lunes, 22 de octubre de 2007

Adam und Eva


Me detuve a contemplarlos. Afortunadamente ese día no había mucha gente en El Prado y parece que otras obras habían capturado la atención de la gente, así que pude acercarme y mirarlos desde diferentes ángulos, primero a ella, después a él. Entonces decidí que una foto juntos era lo más lógico.
Aunque Durero los pintó en tablas separadas, parece obvio que los pintó para estar juntos y quinientos años después así siguen.
El tono distinto de su piel responde al ideal estético de la época, y particularmente, a la del autor.
"A mi también me gusta el contraste de tonos entre dos cuerpos" -me dije- y también me quedé pensando en que ellos han tenido suerte al mantenerse uno al lado del otro, cuando para los "Adanes" y las "Evas" del mundo "real" siempre ha sido un tanto más complicado.
A la salida del museo obtuve a mi propia Eva por unos euros y aunque solo es una copia de la original (supongo que todas lo son), me parece que le va muy bien hacerme compañia en mi habitación y en cuanto a la serpiente, bueno, no creo que pas nada por comerme una manzanita...

1 comentario:

  1. aunque realmene no podemos estar mucho tiempo separados de ellas hasta en las pinturas aunque esten separadas estan cerca ya que asi fueron hechas o no !!! mujeres tan solo son copia de una eva

    ResponderEliminar