viernes, 12 de octubre de 2007

De envidias, avaricias y lo que dejé de escuchar hace mucho.

Muchos se creen con derecho para hablar del amor, y en especial se refieren a aquellos que les son ajenos, pero sucede que no es para todos -ni nunca lo ha sido-, eso es una ilusión moderna y barata como los refrescos de cola.
Solo ocurre y concierne a los que se han atrevido a vivirlo sin regateos con la vida.

1 comentario:

  1. claro solo unos poco s saben de eso y el amor es tan solo una droga mas un vicio es como el alcohol pero al menos la resca del alcohol se quita luego luego y la del amor mmmm dura demasiado

    ResponderEliminar