sábado, 17 de noviembre de 2007

Y si un día algo se descompone fatalmente, o simplemente a alguién se le ocurre pulsar el botón incorrecto (o correcto)... Este blog y el tuyo, y nuestra historia, y tú y yo, en tanto realidades virtuales (este oximoron me encanta), terminamos siendo nada. ¿Y dónde quedó la prueba de todo?
Nos hemos convertido en un suspiro antes del "delete all" final.

2 comentarios:

  1. no mames tienes razon se perderia todo y luego tanto para que mmmmm rayos creo que empezare a guardar todo lo que escribo a veces no lo hago en fin un abrazo mi hermano y pronto tendras tu encargo para esas noches de hueva sin nada que hacer jajaja

    ResponderEliminar
  2. Por eso es mejor guardar una copia de seguridad. Por si las moscas.

    ResponderEliminar