miércoles, 12 de diciembre de 2007

103. El Alfa y el Omega

En el principio, es decir, hace unos quince mil millones de años, todo estaba sin orden y vacío, las tinieblas cubrian la superficie del abismo y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie del caldo primordial, que estaba inimaginablemente comprimido.
Y dijo Dios, "sea la luz" y la totalidad del universo emergió violentamente de una única explosión cósmica (Big Bang), y vió Dios que la luz era buena y separó la luz [estelar] de las tinieblas (materia obscura)
Hoy, los detritos de ese fiat lux, en forma de miles de millones de galaxias, siguen fluyendo hacia afuera. Ni teólogos ni físicos saben si este crecimiento cósmico continuará eternamente o si llegará un tiempo en que se detenga y entonces se invierta, aumentando su velocidad a cada momento mientras todo se comprime hasta el tamaño de una sola galaxia, de un planeta, de una naranja, de un grano de arena, de una molécula, de un átomo y finalmente llegando a una "implosión" cósmica (Big Crunch), un Armagedón universal...

1 comentario:

  1. no tengo idea pero lo unico q si se es que todo principio tiene un final nada queda inconcluso o no ??? e imagino q eso no sera la ecepcion quiero creer q asi sera algun dia ....


    mi hermano tu siempre tan profundo y lleno de sabiduria jajjaa un abrazo q t sea leve ciao

    ResponderEliminar